EL CANCER EN MEXICO

Cada año se presentan más de seis millones de muertes por algún tipo de neoplasia maligna en el ámbito mundial. Asimismo, se estima que cerca de veinte millones de personas presentarán algún tipo de cáncer cada año, de las cuales cerca de nueve millones corresponderán a casos incidentes. Al respecto, se estima que en 25 años, de no implementarse intervenciones poblacionales de prevención de cáncer, se presentarán 15.5 millones de nuevos casos anualmente.

México no es la excepción; el cáncer constituye un problema importante de salud pública, ya que es la segunda causa de mortalidad, después de las enfermedades cardiovasculares, con una tasa cercana a 51.6 por 100 000 habitantes.

De 1950 a 1998 las muertes por enfermedades oncológicas tuvieron un incremento de 68 por ciento; mientras que en los cincuenta fallecieron mil 655 personas por cada 100 mil habitantes, en el 98 la cifra fue de 52 mil 681 defunciones. A partir de la década de los noventa, los tumores malignos aumentaron considerablemente en mexicanos mayores de 30 años, y según el Registro Histopatológico de Neoplasias Malignas de 1998, el cérvico-uterino ocupaba el primer lugar con 22 mil casos por año. A su vez, se detectaron 11 mil 139 casos por carcicoma de mama; 6 mil 146 de próstata, y 4 mil 594 de ganglios linfáticos en población general.
Del total de los casos de cáncer, 63.5 por ciento correspondieron al sexo femenino y 35.3 al de masculino; de las 52 mil 681 defunciones registradas ese año, 47.8 por ciento correspondieron a hombres y 52.2 por ciento a mujeres.
De acuerdo con la Secretaría de Salud (Ssa), la enfermedad en todas sus manifestaciones ha llegado a cifras alarmantes, pues en 1999 se reportaron 53.6 decesos por cada 100 mil habitantes. Asimismo, resalta que entre el 70 y 80 por ciento de los afectados acuden a las instituciones de salud cuando el padecimiento se encuentra en etapas avanzadas e incluso tardías, y precisa que la alta incidencia y su desenlace fatal está íntimamente relacionado con el envejecimiento de la población y la adopción de hábitos poco saludables.


XANGO

¿QUE ES EL CANCER?

El cáncer es una célula que ha perdido sus mecanismos de control normales y que adquiere por ello un crecimiento descontrolado.

EL CANCER
El cáncer, también conocido como tumor maligno, puede definirse como un grupo de enfermedades que tienen como característica principal el crecimiento desordenado de las células de nuestro cuerpo y la consiguiente pérdida parcial de la función del órgano afectado.
Además de esto, algunos tipos de células que sufren carcinogénesis tienen la propiedad de diseminarse a través del torrente sanguíneo y de los vasos linfáticos, produciendo las llamadas metástasis, que en verdad son una especie de “hijos” del tumor primario, en otro órgano o tejido.

Las metástasis también pueden invadir órganos y tejidos circunvecinos por continuidad, causando graves daños a estos órganos y tejidos.
Algunos tumores, como el de la tiroides, por ejemplo, puede ser lo que se llama un tumor funcional. Es decir, es un crecimiento anómalo de células de la glándula que produce las hormonas tiroideas.
Con el exceso de crecimiento de las células, hay también un exceso de producción de estas hormonas. La mayoría de los cánceres invaden o se vuelven metastáticos, pero cada tipo específico tiene características clínicas y biológicas, que se deben estudiar para un adecuado diagnóstico, tratamiento y seguimiento. En suma, cada caso es diferente.


VIDEO. MENSAJE DE SORAYA

Loading...

MANGOSTAN

TIPOS DE CANCER

Debido a las diferentes células existentes y componentes del cuerpo humano, el cáncer se puede presentar en diferentes tipos. Podemos entonces, dividirlos en tumores sólidos y neoplasias hematológicas. Los tumores sólidos son:
• Carcinoma - el cáncer se origina en los tejidos epiteliales de revestimiento o en la formación de las glándulas. (Ejemplos de revestimiento: piel, mucosa de las vías aéreas, mucosa del tubo digestivo y ejemplos de glándulas: tiroides, mama y próstata).
• Sarcoma - son tumores que tienen origen en las células de los huesos, músculos, grasa, tendones o vasos sanguíneos.
• Melanoma - tumores formados por células que producen el pigmento de la piel.
• Tumores de células germinativas - tumores formados por células de los órganos reproductores (testículos y ovarios).
• Tumores del sistema nervioso - tumores formados a partir de las células del sistema nervioso.
Leucemias y linfomas:
Son enfermedades malignas en las que las células de la sangre adoptan un comportamiento anormal de crecimiento e indiferenciación que llevan a la pérdida de parte de las funciones desempeñadas por la sangre. Es común que estas enfermedades se presenten con un aumento de tamaño de los ganglios, bazo o hígado y por cuadros de infecciones repetidas o sangrados. Por la propia naturaleza de las células que están presentes en la sangre, desde su inicio se manifiestan en varias partes del cuerpo. Los órganos más frecuentemente involucrados en este proceso son: sangre, médula ósea, ganglios linfáticos, bazo e hígado.

VIDEO. CANCER DE MAMA

Loading...

CANCER DE MAMA

Las muertes por cáncer de mama en México se han incrementado en los últimos 30 años, al pasar del decimoquinto lugar en el año 2000 al segundo en 2006 como principal causa de fallecimientos en mujeres.
Asimismo, las jóvenes entre los 15 a 29 años ocupan el primer lugar en decesos por esta enfermedad, lo que representa un grave problema de salud pública.
La tasa de mortalidad del cáncer mamario, de acuerdo con estudios de Inmujeres del DF, se incrementó en el periodo 2000-2006: de 14.6 defunciones por cada 100 mil mujeres de 25 años a 18.1 fallecimientos.
Los factores de riesgo para que una mujer desarrolle cáncer de mama destacan: tener más de 35 años, edad temprana a la menarca (empezar a menstruar antes de los 12 años), no tener hijos, iniciar la maternidad después de los 30 años, entrar a la menopausia después de los 52 años y padecer obesidad.
No hay ninguna entrada.
No hay ninguna entrada.